Arranca el Cryptshow Festival

Ayer me levanté como el niño que se va de excursión, con cierta inquietud, ilusión y excitación, pero en mi caso el motivo no era una excursión sino el inicio del Cryptshow Festival de Badalona. Casi sin darme cuenta ya hace cuatro años consecutivos que lo visito y está en mi calendario como uno de los festivales imprescindibles. Para aquellos que no lo conozcáis se trata de un festival que combina la proyección de cortos a concurso, muestra de largometrajes nacionales e internacionales (normalmente sin distribución en nuestro país actuales y clásicos), mesas redondas, exposiciones, encuentros con directores, shows… en un marco estupendo en El Círcol de Badalona, junto a la Plaza del Ayuntamiento, en el que el buen ambiente que reina es insuperable.

Llegadas las 17h, Toni Benages, el director del Cryptshow, inauguró de manera escueta y libiana (como ya viene siendo tradición) la nueva edición del festival y dio paso a la primera proyección de la tarde.

Para arrancar esta edición, la organización del Cryptshow Festival había preparado la proyección de la película El valle de Gwanji (The Valley of Gwangi, 1969) como un homenaje al gran Ray Harryhausen, fallecido este mismo año. La cinta está dirigida por Jim O’Connolly con guión de William Blast y protagonizada por James Franciscus, Gila Golan, Richard Carlson, Laurence Naismith, Freda Jackson. La historia es la de un empresario que pretende potenciar su espectáculo circense con un caballo de 20cm y monta una expedición para ir hasta la cueva donde se supone lo podrán encontrar. Sin embargo, lo que encontrarán será algo bien diferente. Una peculiar película que hibrida a cowboys con dinosaurios.

A continuación pudimos asistir a la mesa redonda Mercados alternativos y distribución online que contó con Moisés Tuñón, Pablo Menéndez y Quim Cruselles. La mesa redonda salvando intervenciones puntuales, que fundamentalmente realizó Quim Crusellas, me pareció un poco sosa, si bien el tema era interesante. Quizás por cuestiones de tiempo no se pudo profundizar todo lo que nos hubiera gustado y quedaron muchas cuestiones sin plantear en el tintero.

También estuvimos con el director canadiense Éric Falardeau quién el próximo viernes presenta su opera prima, Thanatomorphose (2012), con la que ganó el Festival Internacional de Terror de Molins de Rei el año pasado.Tras la proyección habrá una charla con el director y los chicos de Tyrannosaurus Entertainment y Almas Oscuras presentarán su primer DVD conjunto que precisamente es Thanatomorphose.

Un tipo muy simpático y con un talento incuestionable.

Y para finalizar la primera jornada cryptshoniana se proyectaron los dos primeros bloques de cortos a concurso entre los que estaban:

· Y la muerte lo seguia: un poco peñazo para mi gusto y algo pretencioso al querer fuisonar western y toques lovecraftianos. El actor principal se carga el corto. Más claro, el agua.
· Literalmente: animación raruna que ensabla frases hechas populares, refranes, y monta una pequeña historia con asesinato incluido.
· Presence Required: un divertido corto en el que una pareja buscan un poultrygeist que reemplace a su desaparecido compañero espectral hasta la fecha que parece haber desaparecido sin dejar rastro.
· Les dinosauriens pleurent aussi:hay que verlo, un dinosaurio de plástico y los peligros que encuentra en su casa viendo la tv con un pepinillo. Realizado con fotos fijas. Ahí es nada. Simpático eso sí.
· Tin & Tina: siempre me han gustado los niños cabrones, y estos dos angelitos desde su completa inocencia y buenas intenciones, la lían parda…aunque si todo es por ayudar a su padre a ser mejor persona…
· Baby, I love you: correcto.
· Tus gritos me dan risa: buenos efectos especiales de maquillaje, sí.
· Yellow: mi corto favorito con diferencia. un neogiallo estupendamente narrado, con una planificación cuidadísima, una música que recuerda al mejor Simonettipero modernizado y una historia que no necesita ni una sola linea de diálogo para contar lo quiere. Podría ser un largo de calle.

· Vencidos: no me convenció.
· Chilly: ¿Eso no es un jabón íntimo?
· Till death do us part: Julián Lara en LA es Julián Lara. Una historia de zombies a ratos divertida, a ratos bochornosa, que poco aporta en genral. Mejor realizado que sus trabajos anteriores, pero ya.
· Rubik cube terror: una gamberrada a lo Rubber de Quentin Dupieux pero con un cubo Rubik.
· Con la comida no se juega: entretenido aunque bastante obvio. Bien realizado, eso sí.
· O Membro Decaido:paso palabra
· El otro: la historia tiene su punto, pero adolece de demasiado errores, la actriz uno de ellos, y aunque mantiene cierto tono inquietante al final aburre y pierde toda la tensión por puro despiste y querer alargar metraje de manera injustificada.
· Mr. Bear: divertido cuento navideño en el que un matrimonio que va a visitar a su hija por nacidad se pierde. El marido se verá involucrado en un situación surrealista, pero harto de las broncas continuas de su mujer, decide desfogarse y pasar un ratito de ella.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*