SISSY (2022)

No, no he escrito mal el título de la película, y por tanto, no, no es un texto sobre la película ganadora de la 56ed. del Festival de Sitges, la finlandesa Sisu de Jalmari Helander.

Dicho esto, me venía en gusto, porque fue curioso que en una edición coincidieran dos películas de título tan parecido pero tan diferentes. La que nos ocupa es una cinta de terror que se pudo ver en una de las sesiones nocturnas del festival, la franja horaria reservada para un tipo de terror que quizás sea un poco más extremo que el resto.

Sissy, es una cinta de terror Australiana, y por lo tanto, como suele ocurrirle a los títulos de terror producidos en este país es árida, cruel, contundente, y por lo general desesperanzador, con unas pinceladas de humor algo teñido de negro, y esta no es una excepción.

Sin ser una pieza que desborde originalidad, es una especie de slasher involuntario en el que van cayendo uno a uno los diferentes personajes que pueblan la trama hasta llegar a la final girl con giro de guion acojonante. Cecilia (aka Sissy) tiene una BBF con la que hace todo en su vida, con la que se hace las típicas promesas de aquellas tipo «cuando seamos mayores viviremos en el mismo geriátrico» pero que con el tiempo se desvanecen. En este caso, una tercera se interpone y derroca el reinado de Sissy como BBF de Emma. Tras el paso de los años Cecilia se ha convertido en una influencer que habla de autoayuda, autoestima, bienestar espiritual en las redes y parece que cada vez tiene más éxito pese a ser una persona totalmente opuesta a lo que predica. Tras una década sin verse, las chicas ya adultas, se encuentran casualmente en un supermercado y aunque en un primer momento Cecilia (Syssy) intenta escurrir el bulto Emma la acaba reconociendo e invitando a su despedida de soltera, y de allí al fin de semana donde todo se va a ir al traste.

A partir de aquí, vemos como Hannah Barlow y Kane Senes, quienes también dirigen la cinta, Hanna Barlow incluso la co-protagoniza, empiezan a cargar las tintas dramáticas planteando toda una serie de situaciones incómodas, pincelando rencillas del pasado, traumas no superados, y exponiendo situaciones violentas en un increscendo hacia la locura más desquiciada, la de Sissy, pero también la de otros personajes como su antagonista Emily.

Sissy goza de buena salud desde el minuto uno, es atrevida, dinámica, tiene una buena estructura y aunque no es original por lo que se refiere a la estructura narrativa de base, lo es en los detalles que acaban de rellenarla, en los personajes que actualiza con los conflictos, conductas y tropos más actuales de los tiempos digitales en los que vivimos, sobre todo en las redes y planean este retrato generacional sobre la falsa identidad, las apariencias, los nuevos indicadores sociales del éxito, la amistad, el ocio, y la percepción y la autopercepción con mucha oscuridad. Es cierto que no consigue, y más que probablemente tampoco pretende, profundizar en los temas que expone pero a mi entender la manera en que los apunta es más que suficiente, no queramos que nos lo den todo tan detallado y masticado que ya somos grandecitos/as.

Como cabía esperar, el catálogo de personajes es en general odioso y a priori difícil de empatizar con ninguno de ellos, o solo un poco, pero Hannah Barlow y Kane Senes consiguen de una manera especialmente retorcida que acabemos empatizando con su protagonista y nos justifiquemos de ello puesto que en parte es una víctima aunque también sea el verdugo, y hay que felicitarles por la manera que lo consiguen.

Sissy es un divertimento que cumple, sí, pero también tiene muy mala leche en la manera que toca los temas anteriormente mencionados y algunos otros como la identidad sexual, todo ello aderezado con una violencia situacional pero también física bastante explícita que tira en muchas ocasiones de efectos prácticos bastante gore y divertidos.

Es una cinta con happy ending, pero amigos y amigas, qué happy ending tan retorcido. Disfrutadla.

Comparte este texto:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


3 + doce =

*