Estreno: el Circo de los horrores.Orígenes

circo_de_los_horrores

«El circo ha muerto. Vamos desenterrarlo». Con esta frase lapidaria, nunca mejor dicho, cerraba la presentación del espectáculo el personaje de Nosferatu. Toda una declaración de intenciones de lo que Suso Silva y su equipo busca o propugna. En parte, la afirmación tiene su lógica fundamentada, el circo como lo conocimos antaño, ha dejado de funcionar por muchos motivos, y las gentes de circo han tenido que adaptarse y reconducir sus espectáculos o desaparecer. Y así han parecido nuevos modelos como el caso del Cirque du soleil, que es uno de los más conocidos del mundo, alejados del concepto clásico pero afincado en el espectáculo y en la vanguardia creativa. De algún modo el Circo de los horrores responde a esta búsqueda de adaptación, un esfuerzo por ofrecer algo diferente y que pueda estimular al público para que se acerque a su espectáculo. Para ello buscan la combinación del teatro, el cabaret y el circo. Este es el tercer espectáculo del Circo de los horrores y aunque combina gags o actuaciones de otros espectáculos , se han esforzado en plantear nuevos números y dotarlos de cierta novedad.

la foto 2 (1)

El espectáculo funciona en su conjunto, salvando la promesa de que tiene una parte teatral en la que se explica una historia que sirve de hilo conductor a los números. Lo que yo pude ver en este sentido me pareció meramente anecdótico. Y por otro lado, es cierto que el espectáculo en sí mismo tampoco lo necesita. Casi dos horas de números entrelazados en los que momias, vampiros, niñas poseídas, zombies vudú, etc. se dan cita encima de la pista coronada por un gran pentáculo, que pasan realmente rápido. Número realmente atrevidos y otros muy clásicos, si bien la mayoría son números de siempre reformulados en nuevo contexto, sobretodo de puesta en escena.

El espectáculo es pura diversión de principio a fin, y si se entra en el juego, mucho mejor.

la foto 3

No voy a desvelar demasiados detalles, porque considero que se pierde la gracia, sobretodo porque hay algunas sorpresas, pero os dejo una breve descripción de lo que podéis ver.

  • Los Freaks dan la Bienvenida (El laberinto del miedo): algunos de los habitantes del cementerio que es la carpa del Circo de los horrores dan la bienvenida al público. Vigilad vuestros cuellos. Solo voy a decir: Gritos. Muchos gritos.
  • Demonio: una introducción breve, que en este caso no aporta mucho.
  • Las Almas Perdidas (Danza): este es el número que quizás sea algo prescindible en mi opinión. No es espectacular, ni tiene nada que lo haga destacar especialmente, una coreografía sencilla que igual ganaría con algo de fosforescencias…a saber.
  • Nosferatu (Presentación show): aunque sale poco, es el rey de la casa. La caracterización es muy buena y la interpretación que hace el actor que lo encarna es destacable. Pone en situación, es divertido y un poco hijoputesco. Nos introduce verdaderamente al show.
  • Cintas: la momia protagoniza esta actuación aérea. Sabe a poco por su duración. Eso o es que a mi me gusta mucho eso de ver volar momias como si fueran cometas y haciendo ejercicios en la alturas cuan atleta.
  • Grimo el Payaso Asesino: Grimo es otra de las estrellas de la casa. Insolente, socarrón, faltón, divertido, desenvuelto…se ganó al público desde el minuto cero. Su actuación es muy divertida, si bien el número de la jeringuilla en particular diría que es reciclado de otro show anterior.
  • La Niñas Poseídas (Contorsión): espectacular trabajo el de estas dos contorsionistas asiáticas caracterizadas de niñas poseídas.
  • Devora la Vampira (Danza con serpientes y lanzadora de cuchillos): la danza con serpientes no la vimos. Es lo que se anunciaba en el dossier de prensa, pero de eso no vimos nada. Tampoco es que me importara. Prefiero los animales fuera de los shows de cualquier tipo. Este número tiene un punto más de cabaret, es divertido y participativo, protagonizado por una vampira muy sensual. Solo digo eso. Si estais en las primera filas, atentos.
  • Los Negros y el Vudú (Cuchillos y acrobacias): aquí el número de los negros es básicamente se trata de danza y juegos con fuego. Los muertos vivientes son revividos por el demonio y una vez de regreso a la vida hacen algunas acrobacias y juegan con fuego, incluido el limbo.
  • Ataúd de Nosferatu (Magia con fuego): divertido y bien ejecutado.
  • Vampiros Boleadoras: uno de los más espectaculares. Precisión, atrevimiento, tensión, ritmo…muy bueno.
  • DESCANSO
  • Suso Clown y el Tren de los Horrores (Humor mímico): mímica y humor participativo.
  • La Viuda Negra (Sedas aéreas): una delícia aerea.
  • La Guillotina y el Killer Clown (Humor negro): demasiado corto, pero es otro de esos buenos momentos que arrancan carcajadas al público de la mano de estos dos clowns tan cabroncetes.
  • Muerte en el Patíbulo (Equilibrios mano a mano): otro de los número más destacables por la dificultad que entraña. El verdugo y el condenado realizan una suerte de ejercicios acrobáticos buenísimos.
  • Suso Clown y el Cine de Terror (Humor mímico): puro humor. Participativo, bien conducido y entretenido.
  • El Baile de los Vampiros (Danza final): correcto. No aporta nada especial al espectáculo ya que el número en sí es soso, pero bueno tiene la gracia de la referencia a la película de Polansky.

Os recomiendo muchísimo el espectáculo. Estos días y hasta el 1 de marzo se encuentra en el Port Vell de Barcelnona (Passeig Joan de Borbó), si bien irá itinerando por algunas ciudades de España.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*