We Need to Do Something (2021)

Sean King O’Grady dirige We need to Do Something, una pequeña película de terror apocalíptico en la que no vemos nada de lo que ocurre más allá de las cuatro paredes de un cuarto de baño. Sus protagonistas acaban atrapados en este y se supone que van a tener que sobrevivir a una situación extrema provocada por lo que parece, a priori, un tornado.

Entre el elenco podemos ver las interpretaciones de  Sierra McCormick, Vinessa Shaw, Pat Healy y Ozzy Osbourne que son los encargados de hacer avanzar la trama a base de diálogos, expresiones, y de unas endebles líneas de diálogo que son bastante menos efectivas de lo que podrían puesto que las interpretaciones que las acompañan tampoco imprimen la carga dramática necesaria a las escenas. Especialmente hay que destacar la pésima contribución de Sierra McCormick.

Hay que destacar que la puesta en escena es atrevida puesto que es muy complejo hacer funcionar una película en un espacio tan reducido com es un baño con los medios que tiene esta cinta, así como algunos elementos que no acaban de explotarse lo suficiente como es toda la parte que tiene que ver con la hija y un posible acto de brujería que de manera involuntaria desata un horror de otro mundo dispuesto a destruir este.

El caso es que la cinta tampoco tiene un guion original puesto que se basa en la novela de título homónimo escrita por Max Booth III quién adaptó su propia historia. Tanto la novela como la adaptación del guion se produjeron durante la pandemia y el director de la película vio en ambos textos un reflejo de la manera en la que los americanos habían encarado la situación. En sus propias palabras comentó:

Without directly addressing the nightmare we are currently living through, Max created a hellish allegory that still manages to capture the collective trauma we’re all experiencing.

Toda la producción de la película tuvo lugar en un estudio de sonido en Michigan, durante cuatro semanas, entre septiembre y octubre de 2020 con un presupuesto exiguo. El título se presentó en el Tribeca Film Festival donde cosechó críticas de todo tipo. Es cierto que la cinta ha polarizado mucho las opiniones, también en el Sitges Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya.

Entretenida al principio se vuelve repetitiva y aburrida por su incapacidad de hacer avanzar la trama y de mantener el interés.

Comparte este texto:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


20 + uno =

*