Sotto el vestito niente (1985)

Sotto el vestito niente es un gialli bastante ausente, por no decir del todo, en las listas de directores y títulos habituales  y sin embargo parece que tiene su tirón por lo menos en Italia pues se trata de casi una marca, no se le puede llamar saga, quizás serie de películas, que tienen como común denominador que son thrillers y que están ambientadas en el mundo de la moda. A esta le siguió Too Beautiful To Die (Nothing Underneath 2, Dario Piana, 1988) y la última de ellas, fue en 2011 mientras que en Italia se producía una auténtica ola de comedias, la volvió a dirigir Carlo Vanzina, también director de la que nos ocupa, bajo el título de Sotto il vestito niente – L’ultima sfilata.

Bob trabaja en Yellowstone Park en los Estados Unidos y tiene una hermana llamada Jessica que es modelo en Milán. Un día Jessica desaparece y Bob se apresura a ir a Milán, tras ver el asesinato de esta como si estuviera presente, e intenta resolver el caso junto con el comisario Danesi.

Vanzina aprovecha este giallo para hacer un retrato del mundo de la moda, uno bastante crítico, en el que la superficialidad, el nadie conoce a nadie, las drogas, la decadencia moral campan a sus anchas y no con buenos resultados. De hecho, aunque en el trasfondo de la cinta habita una historia de venganza, no deja de funcionar un poco como un slasher, y todo aquella que se pasa de la rosca ya sea con el sexo, las drogas o lo que sea muere a manos del misterioso asesino.

Hay que reconocer que aunque tiene sus carencias, la película está muy bien construida y la historia avanza de manera fluida y creíble en general, y eso que tiene un cierto elemento fantástico. El hecho es que consigue generar un ambiente de auténtico misterio y no pone nada fácil el hecho de descubrir a la persona que asesina a las modelos ya que de un modo u otro la mayoría de los personajes tiene motivos o móvil para haber asesinado a Jessica. El trabajo actoral en este sentido es bastante sólido y cuando se revela el misterio, no parece un WTF si no me habías dado pistas, no es un deux ex machina, las piezas están sobre la mesa, solo hay que encajarlas en los 90 minutos que dura la cinta.

Hay que remarcar el final de la película por arrebatador e inesperado, sorprendente que puede hacer que se escape una carcajada por lo loco de la idea pero que aún así es coherente y tiene una fuerza inusitada para un final de un giallo que podía parecer de segunda división y que sorprende bastante.

Personalmente la he disfrutado, la segunda menos, y la recomiendo porque creo que vale la pena descubrirla. A mi me la descubrieron Javier Parra y Xavi Sánchez en su podcast Estamos vivas y desde aquí les doy las gracias de nuevo. 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


17 + siete =

*