‘INSIDE’ (2016), lo nuevo de Miguel Ángel Vivas

insidevivas

Inside, cosas que pasan

La película que inauguró la 49 edición del Sitges-Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya fue Inside de Miguel Ángel Vivas (SecuestradosExtinction) bajo el sello de la productora Nostromo. Lamentablemente no puedo decir que me pareciera una buena película en su conjunto, pero tampoco voy a decir que sea una de las malas, o por lo menos no de las que menos me gustaron. Y fijémosnos en algo, hablo de gusto, opinión y por lo tanto de subjetividad.

Inside es un remake o llámesele versión o revisitación o como uno quiera, del filme francés A l’Intérieur (2005) de los realizadores Bustillo y Maury, una suerte de obra extrema, cruda, minimalista en su linea argumental, un festival de sangre y violencia y sin demasiados ambajes que llevaba la crueldad por bandera y quedó encabida en ese cine francés de principios de los años 2000 que ha venido llamandose “cine de la crueldad”. Dicho esto, Inside queda muy lejos de ese planteamiento. Con guion de Jaume Balagueró y de Manu Díez, retoma todos los elementos de la original y los agita en una coctelera, la de las películas “blancas”, con el claro objetivo de llegar al público mainstream dulcificando todos y cada uno de los aspectos por los que destacaba la versión original, añadiendo componentes melodramáticos y un desenlace de cosecha propia que a un servidor le parece de vergüenza ajena por lo forzado de las situaciones y lo metido con calzador e incongruente que resulta respecto a las motivaciones de los personajes y de la historia en sí. El planteamiento original cede aquí el paso a una historia tipo home invasion con tintes de suspense y drama. Entre los elementos que menos acertados me parecieron debo apuntar que la partitura del filme es para olvidar, como ese final incongruente y deux ex machina, que se me antoja como una patada en los mismísimos, cosa que a un servidor por mucho paralelismo que se le quiera ver con el parto, etc., no puede digerir y lo considero digno de un telefilme de sobremesa de media tarde del que nadie espera mucho.

Sin embargo no todo va a ser malo, en lineas generales la película funciona hasta aproximadamente la mitad de su metraje, en el que empieza la caída en picado. Se nota el buen hacer de Miguel Ángel Vivas en los interiores en los que consigue como pocos crear una atmósfera de tensión malsana, algo que siempre he admirado de este realizador. Las interpretaciones también son bastante destacables, tanto la de Rachel Nichols —en el papel de madre asediada— como la de Laura Harring (Mullholand Drive, David Lynch). Del mismo modo es destacable en lineas generales el montaje de Luis de la Madrid, pese a una de las escenas finales, sí la pelea de las protagonistas dentro del coche, que se me antoja totalmente surrealista.

Su estreno está previsto para el próximo 18 de agosto de 2017. Creo que puede funcionar para un gran público no excesivamente interesado en el terror, al que le gusten las emociones fuertes, el suspense y pasarlo un poquito mal, por contra, los aficionados al género y en particular los admiradores de la cinta original, poco tienen que hacer.

Publicado originalmente en: Ceremonia Sangrienta

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*