Crítica Oculus

oculus11

Hoy no me voy a andar con rodeos. Oculus es un bodrio absoluto. Y dicho esto, me quedo más tranquilo y podemos pasar a comentar la cinta.

Dos hermanos se quedan huérfanos tras la muerte de sus padres en extrañas circunstancias. Lo cierto es que parece ser que un espejo maldito que tienen en la casa posee al padre y este mata a la madre, mientras que son los niños quienes deben defenderse del enajenado progenitor y darle muerte para salvar el pellejo. Los críos acaban fatal claro, especialmente el hermano que se pasa 10 años internado en un psiquiátrico, ya que lo culpan del asesinato del padre, y la hermana, bueno pues muy bien tampoco es que quede. Hasta el punto se queda tocada la chica que no se le ocurre otra cosa que comprar el espejo maldito en cuestión, y el día que el hermano sale por din del psiquiátrico se lo lleva a la casa en la que vivieron con sus padres y lo pone allí con el espejito de marras a ver qué pasa. La idea es cargarse al ente que habita en el espejo pero la cosa no es fácil porque es indestructible, normal ¿no?

oculus-movie-wallpaper

Pero la chica tiene un plan alucinante y prepara una parafernalia tremenda porque como se trata de un espejo y es capaz de distorsionar la realidad, provocar alucinaciones a su antojo y modificar la percepción del tiempo (es lo que tienen los espejos malditos) pues armada con unas cámaras de vídeo para filmarlo todo, comida y agua para no morir deshidratados o de inanición, y un ancla colgada del techo se dispone a dar caza al ente. El hermano no está convencido y debaten sobre si lo que pasó fue como cuenta la hermana, culpa del demonio o del ente de pacotilla (por cierto recreado de una manera patética) o en realidad ellos fueron los culpables de la muerte de sus padres.

oculus 3
Da mucho miedito, sin duda.

La película adolece de todos los males posibles. En primer lugar, y esto ya hace que mi opinión juegue en su contra, es la millonésima cinta que juega con las camaritas de vídeo para filmar lo que ocurre en una casa encantada, aunque en este caso más bien es en un espejo que está en una casa, y tener una especie de found fotage de pacotilla, aunque no en su totalidad. Los actores son flojos, especialmente la chica en su edad adulta que es quién lleva el peso de la historia, totalmente sobreactuada y fuera de sí, dan ganas de darle un puñado de Valium desde el minuto uno. La trama tampoco es que ayude mucho, simplona a más no poder, un tanto tramposa y bastante aburrida para qué os voy a engañar. Sin embargo como todo en la vida, el gusto es subjetivo y seguro que a muchos os va a gustar, no os puedo argumentar los porqué.

oculus_1
Igual me como una bombilla que una manzana

Tampoco ayuda mucho el montaje en paralelo, y es de lo más destacable, que hace que los hechos acontecidos en la infancia de los protagonistas se diluyan con el tiempo presente, una suerte de flashbacks presentados de manera poco convencional, si bien actúan como tales,  y que pese a todo rompen por completo cualquier atisbo de tensión que pueda existir en cualquiera de las dos lineas argumentales que se presentan en paralelo. Desde luego resulta más interesante la historia de los niños pero como he dicho, no posee ritmo y le falta desarrollo. No posee ninguna cualidad especial, ni en su ambientación ni en ningún otro de los elementos de la puesta en escena, y por muy independiente que sea (5 millones de dólares, al tanto que va de canto) no es suficiente para darle una valoración positiva. Si algo hay que agradecerle al director es que no juegue a pegarnos sustos mediante la música y los efectos de sonido incidentales a todo volumen.

Que dejen prácticamente todos los detalles por explicar, en este caso, no es ningún acierto, más bien no importan, ni tan solo que habita en el espejo, ni cuál es su origen. No importa porque da igual y la única función que tiene obviar los detalles creo que está más relacionada con la falta de ganas o de talento que de otra cosa porque si algo abunda son las explicaciones y resoluciones Deux Ex Machina.

Con un final precipitado y totalmente previsible, aunque coherente con la dinámica de la cinta, uno piensa que podría haberse ahorrado los 90 minutos que dura y haberse dedicado a otra cosa más productiva.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*