Crónicas de Sitges 2014. Día 1

Llegar a Sitges cuando llegan estas fechas siempre es emocionante. Ver la enorme pancarta con el logo del festival en la fachada del hotel Melià te pone en situación, ya estamos apunto de encarar los 10 días más intensos del año, centenares de películas, actos diversos, invitados que circulan por el patio del hotel, entrevistas, photocalls, red carpets, sesiones de Brigadoon, Maratones, exposiciones, presentaciones de libros…viejos amigos y también nuevos. Simplemente EMOCIONANTE ocurra lo que ocurra con los PT, y las diversas incidencias, inevitables, por otro lado, en un festival de esta magnitud.

images

Recogemos la acreditación, las bolsas de turno, últimamente tan polémicas, (ya no son lo que eran se escucha año tras año), nos encontramos con los primero amigos y viejos conocidos tras los mostradores. Y pese a todo hay que mirar hacia adelante, y disfrutar de cada instante que nos brinda el marco incomparable de Sitges, y el esfuerzo de todos los implicados en la organización, con sus aciertos y errores, es difícil contentar a todos permanentemente.

Algo curioso que nos encontramos nada más llegar es un grupo enorme de infantes de unos 5 o 6 años encarando el camino al Auditori. Me pregunto que sensación tendrán cuando entre en ese enorme templo del cine y especialmente cuando se ilumine la pantalla gigantesca de la sala. ¿Qué poso dejará en ellos? Será su primer recuerdo con el cine. Pensarlo es emocionante. Me hubiera encantado tener esa temprana experiencia con el cine en un marco tan especial, aunque tengo los míos con los cines de barrio, Superman, El libro de la selva, ET…Una de las funciones de los festivales es la educar al público del futuro, ¿y qué manera mejor que esta? BEAUTIFULL. Me quito el sombre pese a que esta entrada temprana y logísticamente compleja hagha que emcemos la primera sesión de la mañana en el Auditori con 35 minutos de retraso.

[REC]4 APOCALIPSIS. Inauguración y cierre.

rec-4-2

REC4 es la película encarda de abrir el festival y cerrar una saga que se ha convertido en un fenómenos de masas casi sin quererlo. Lo que empezó como un juego entre Paco Plaza y Jaume Balagueró, se convirtió en un monstruos que casi se los come a ellos.

La sensación que me embarga durante toda la proyección y una vez finalizada la cinta es que REC4 es un encargo y no una película de Jaume Balagueró. Personalmente creo que su talento y su personalidad brilla por su ausencia, quizás me equivoque, pero no me parece una película Balagueró. Está claro que REC es un divertimento, que igual no hay que buscar demasiados mensajes en la cinta, pero el caso es que el veredicto se resume en decepcionante. ¿Por qué? Pues la respuesta es sencilla, REC4 cierra una saga y deja prácticamente todos los enigmas sin resolver. No se explica nada acerca de la niña Madeiros, apenas se pasa de puntillas por el tema y se resuelve de manera poco agradecida, todo me parece un Deux ex machina. ¿Qué era aquello de los ánjgeles de REC3? ¿Dónde queda esa historia que representa el génesis, cómo se relaciona con la larva que parece de origen alienígena? ¿Y ese final que insinúa algo que no viene en gusto para nada y menos si ha de venir de la mano de otros realizadores que no sean Plaza y Balagueró? Tanto REC 3 y REC4 son una muestra del cansancio de los realizadores de participar ampliando algo que claramente no les venía en gusto o que no se habían planteado cuando jugaban juntos en REC1. Quizás acabar ahí hubiera sido lo suyo.

El principal problema de REC4 con el que me encontré fueron los actores, todos sobreactuados, diría que mal dirigidos, con perdón Jaume. Cada vez que habrían la boca, me salía del juego de la película pese a que el marco en el que transcurre la cinta es ideal para jugar y no pensar en demasiado más que en los infectados que persiguen a los protagonistas.

En REC4, la historia enlaza con la esencia de la primera cinta de la saga, es oscura, es claustrofóbica, es potencialmente terrorífica y al tiempo no es nada de eso. Se queda a medio camino de todo. Como cierre prueba de enlazar todas las cintas mediante piezas de las otras películas: el rescate de Manuela Velasco en el edificio que dio pie a la saga, una invitada de REC3 que está en cuarentena en el barco, REC1 y REC2 con Manuela Velasco y su cámara…

A los fans es posible que no les decepcione o no quieran ver que lo ha hecho. Les gustará posiblemente más que REC3, pero el poso que deja en el fondo de la boca es el de la tristeza que deja una cinta que no convence, que no ofrece nada, y que no ofrece lo que promete. Una lástima.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*