Byzantium. Me llamo Eleanor y soy una vampira

byzantium

Tras algunos trabajos bastante erráticos, Neil Jordan, el creador de títulos indispensables como En compañía de lobos (1984) o Entrevista con el vampiro (1994), por no nombrar El juego de lágrimas (1992), regresa a la gran pantalla con una nueva incursión en la temática de vampiros. Para esta ocasión, Jordan se ha alejado de aquellos melancólicos vampiros cubiertos de una pátina romántica, y alguna telaraña, para acercarse a este mito desde un punto de vista tan inusual como el de la mujer vampira. Jordan deja de lado el habitual retrato de la pérfida y sedienta asesina y nos presenta a dos vampiresas proscritas y perseguidas por una sociedad vampírica machista, que deambulan intentando sobrevivir en un mundo de vivos también machista.

Para ello ha contado con la talentosa Saoirse Ronan (Expiación) y con Gemma Artenton (Quantum of Solace, Furia de titanes), que sorprende gratamente con su interpretación, así como con un equipo de profesionales de la talla de como Sean Bobbitt, para la fotografía, o de Jorge Navarrete, a cargo de la BSO, con los que ha diseñado una puesta en escena impoluta y esteticista. Aviso a navegantes, se trata de una película donde las interpretaciones de los actores priman sobre los efectos especiales.

Publicado originalmente en Scifiworld Magazine nº71, marzo 2014

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*