Crítica: La cabaña en el bosque. Elige tu pesadilla.

por Sandra S. Lopera

la-cabana-en-el-bosque

Aunque alguno pueda pensar que se trata de otra simple película de terror adolescente, donde la pandilla de turno cae en manos de un asesino en serie o una plaga letal, ‘La cabaña en el bosque’ es un increíble ejercicio de terror intenso, canalla y ágil. Maliciosamente entretenida y con muchos elementos que demuestran que se pueden usar las convenciones de un género para dar un paso más allá, sin necesidad de caer en los trucos del terror de violencia explícita que ha parecido ponerse de moda en los últimos años. Desde los primeros minutos, podemos darnos cuenta de que la desgastada premisa de los jóvenes que van a pasar un fin de semana al campo se va a tratar de una forma diferente. Sobre todo porque aquí el espectador tiene información privilegiada y no se limita a compartir los sustos inesperados que viven los protagonistas. No os dejeis engañar por un punto de partida repetitivo donde cada personaje parece tener una etiqueta: el guapo y deportista, la tímida, el colgado… . Por cada tópico que aparece en la historia existe una sorpresa, un giro que lo cambia y te descoloca. Al final va a ser mentira eso de que todo está inventado y todavía hay margen para que alguien pueda sorprendernos con una película tan interesante como esta.

cabinblood
‘La cabaña en el bosque’ es el debut en la dirección del guionista Drew Goddard (‘Monstruoso’, ‘Guerra mundial Z’), quien ha sabido hacer buen uso de todos y cada uno de los recursos que le permitía explorar esta historia, que se convierte en una verdadera caja de sorpresas repleta de horrores. Ahí está la clave. Recurrir a un catálogo de nuestros terrores favoritos y sacudirlo para crear algo nuevo en lo que se pueda mezclar cualquier pesadilla posible. Una película con la que pasárselo en grande mientras nos mordemos las uñas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*