Entrevista a José Luis Rebordinos

Foto: La Butaca.net

Ha amanecido soleado, aunque hay nuvarrones acompañándonos todo el día, y he quedado con José Luis en el Centro Cultutal Okendo. Llego un poco antes de la hora acordada con Carlos, el jefe de prensa, y aprovecho para ver las dos fantásticas exposiones que han preparado con motivo de la Semana. La primera sobre Salvador Larroca y sus superhéroes de película , al que tengo oportunidad de saludar, y la segunda más pequeña, pero no por ello menos interesante, Euskadi Fantastikoa VI con obra de Dani Fano – Guillermo González.

DYM. – me enterado que este año es el último que diriges el festival de terror, porque vas a dirigir el Festival de San Sebastián

Rebordinos – Sí, después de 21 años, a partir del 1 de enero voy a pasar a la dirección del festival grande de San Sebastián, entonces no me queda más remedio que abandonar la dirección de este.

DYM – Pues muchas felicidades

R – Gracias, esperemos que sea para bien!

Dym –¿cómo te llegó esta propuesta?

R – yo llevo 21 años dirigiendo la Semana y 15 años en el Comité de Dirección del Festival de San Sebastián; este año Mikel se quería marchar, el antiguo director, me ofrecieron esta posibilidad, la acabé aceptando, y entonces bueno por eso tenía que dejar este festival…

Dym – estar en todos lados es imposible

R – Imposible.

Dym – Tenéis sucesor para la Semana?

R – Sí, ya tenemos el sucesor, está elegido, lo anunciaremos en la rueda de prensa final y probablemente se presentará ante el público el día de la clausura.

Exposición Salvador Larroca: Superhéroes de Cine

Dym – ¿cuál es tu relación con el mundo del cine y como te embarcaste en la dirección de esta aventura que es la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián?

R – Bueno, yo llegué a la Semana por el cine, no era especialmente el género fantástico y de terror a priori un género que me interesara más que otro, ni menos tampoco; entonces yo con 17 años, en el 78, fundé un cine-club con unos amigos, cofundamos un cine-club, en un pueblito a 7 Km. de Rentería, que se llama Renteria, dónde yo vivía, que se llamó el “King Kong Zinemataldea” que traducido al castellano es “El grupo de cine King Kong”. Era un homenaje el nombre al artículo de Fernando Savater que había escrito en Casablanca que se llamaba “Amor de gorila” que era un artículo precioso sobre la película King Kong, y nos inspiró el nombre en aquel momento, y así empezó mi relación con el cine. Luego en Rentería yo tendría ya 23 o 22, no me acuerdo ya, yo creo que fue por el año 80 y algo, 80 y pocos probablemente, hicimos una Noche de Terror que funcionó muy bien, dónde vinieron Begoña Alteso, que es una crítica de aquí muy relacionada con el mundo fantástico y del terror, vino Joan Lluís Goas, que era el director antes del Festival de Sitges, vino Jordi Batlle-Caminal, que es un crítico catalán que era entonces miembro del Comité de Dirección del Festival de Sitges, vino Diego Galán… Hicimos una Noche de Terror que se llenó en Rentería, fue toda la noche hasta las 7 de la mañana, que acabó con café con leche y cruasanes. Fue una noche muy graciosa, muy especial, y funcionó tan bien que al año siguiente hicimos una Semana de Terror en Rentería. Aquél cine-club desapareció porque los locales que había en Rentería se fueron cerrando, no había un cine donde poder dar, una pena porque se cerró con una altísima participación de gente, y entonces yo en ese intermedio me había ya venido a vivir a San Sebastián, estaba trabajando aquí, y poco a poco me relacionaba más con el mundo del cine en San Sebastián. Y en un momento determinado, el director de un recién creado Patronato de Teatros y Festivales, que luego sería el patronato de cultura actual de San Sebastián, me llamó a mi y otro grupo de personas para que fuéramos creando una programación de cine no comercial.  Nacía así una programación que hay en San Sebastián todos los miércoles que se llama Nosferatu; ahí el homenaje es claro, y además sobretodo al nombre de la película, “Nosferatu, nacido para no morir”, y bueno de hecho 23 años después sigue existiendo la programación todos los miércoles, hay una colección de libros, fue revista y ahora es de libros, bueno sigue vivo. Y de ahí es de dónde surge la Semana porque nos dábamos cuenta de que esa primera programación no comercial de San Sebastián (era la época que todavía no había multicines, había muy poquita programación de cine, y empezamos con un ciclo de expresionismo alemán que metimos cuatrocientas y pico personas en cada sesión, era una aventura, era otra época. Veíamos que el público nuestro era un público de veintipico años para arriba y sobretodo treinta, cuarenta, y no había ni adolescentes ni jóvenes. Entonces, pensando como atraer a los jóvenes es como nació la Semana del Terror. Pensamos que la forma de traer a la gente joven es con películas de género porque normalmente el género les gusta más que otro tipo de cine. Y así hicimos la primera Semana del Terror con presupuesto cero, no teníamos un duro, me acordaré siempre porque nos gastamos 3 millones de las antiguas pesetas…

Dym – invertisteis de vuestro capital propio para ponerlo en marcha?

R – No, no, nos lo jugamos y conseguimos en taquilla 3 millones cien, un poquito más. No tuvimos problemas con nuestros jefes por haber hecho un agujero… (risas) Entonces esa fue la primera, se llenaron todas las sesiones en el Teatro Principal, entonces ya hubo un ambiente, era un ciclo, con películas que habían en el estado no traíamos todavía nada de fuera, ni teníamos capacidad ni sabíamos cómo, estábamos empezando… Fue tal éxito que aquello tuvo una segunda un poquito más larga, y digamos que a partir de la diez, onceava, esto pasó a ser un pequeño festival. Llegó a ser durante 5 años un festival de mediano formato, ya con muchos invitados de fuera de la ciudad, con una programación muy fuerte, con muchas películas… y luego por la crisis, los dos últimos años hemos remodelado la Semana, haciendo una Semana más pequeñita, un poquito más local, menos internacional…

Dym – ¿podríamos decir que la Semana nació con el objetivo de acercar el cine a la gente joven?

R – si, además era una excusa para atraerles, porque la Semana siempre ha jugado las mismas cartas, es decir: por una lado, poner películas que de alguna forma ese público quiere ver, y a la vez ¿? poner películas que nosotros queramos que vean. En nuestra selección siempre hay clásicos, siempre hay ciclos que ofrecen una visión sobre el cine de otra manera, siempre hay publicaciones, lo que intentamos es que esa gente joven conozca un cine que en algunas ocasiones algunos de ellos ni se acercarían. Eso lo mezclas con la última producción de cine de terror de cachondeo o con la última producción gore, se acercan al cine y acaban viendo también. También jugamos mucho con las sesiones dobles, de pronto un anime, luego una seria… intentamos crear contrastes, es decir, seguimos un poco con aquél espíritu de… yo solía decir hace años que la Semana tenía una cosa clara, y era que nosotros dábamos al público el 50% de lo que quería ver, y luego poníamos el 50% de lo que nosotros queríamos que vieran. Es una especie de pacto entre caballeros.

Anubis y las guerrilleras custodian la entrada del Teatro Principal

Dym – dentro de la programación que habéis hecho este año, tienes alguna preferida?

R – dentro de la Sección Oficial todas tienen que ser iguales para nosotros. Yo creo que hay películas muy diferentes, es muy difícil juzgar una respecto a otra; yo no las compararía, pero hay películas como por ejemplo Rare Exports que es una película que, aparte de que viene ahora de Sitges, es de una gente que ganaron hace años con su cortometraje los dos premios más importantes de la Semana, tanto el Premio del Público como el Premio del Jurado. Luego hay que tener en cuenta que por ejemplo una película como Secuestrados, de Miguel Ángel Vivas, a Miguel Ángel le conocemos porque estuvo aquí con su cortometraje. Hay luego otras películas que nos parece que pueden ser sorprendentes porque son desconocidas para los amantes del género, como puede ser Boogie una película de animación que triunfó en Argentina, y que en realidad es una película de cine negro, paródica, pero es muy bruta, y en ese sentido puede encajar en la Semana. Es la historia de una especie de asesino brutal psicopático, pero muy divertido… es una película muy especial, que nos gusta mucho, porque creemos que es una de las sorpresas. Cosas que la gente no se espera, porque todo el mundo espera Monsters, todo el mundo espera A Serbian Film, El último exorcismo, We are the night… son películas que todo el mundo las espera. Pero sin embargo, yo creo que este tipo de películas va a haber sorpresas en esta línea. Exam  creo que va a ser que se estrene en España, en creo que va a ser otra gran sorpresa

Dym – ¿Se va a estrenar en España?

R – Todavía no tiene comprador. Luego por ejemplo la película de Clausura Prior que se estrena en España, es una película muy curiosa, muy muy de género, una mezcla de galas y de una peli de monstruos mutantes, con una familia ahí absolutamente corrupta, y luego es una película de monstruos, de jabalís mutantes… es una película muy curiosa, muy curiosa, que yo creo que está muy bien hecha, porque con no grandes medios mantiene un ritmo estupendo y una atmósfera curiosa. Yo creo que va a gustar.

Dym – ¿crees el género fantástico y de terror está viviendo un buen momento actualmente?

R – pues mira yo creo que si, para mi si, y me voy a explicar porque es un poco complejo: en los últimos años ha habido diferentes tendencias, yo creo que por ejemplo en este momento el cine americano de terror está de capa caída, no es el más fuerte, tal vez porque el cine en general en todo el mundo, pero el cine americano en particular tiene un problema de historias; el cine americano no para de hacer remakes, incluso hace películas como Déjame entrar que son prácticamente iguales (que la película está bien, pero hecho por otro, entonces porque se repite?). El cine americano tiene un problema muy grave de historias, como todo el cine, pero las grandes súper-producciones del cine fantástico de todos los tiempos que hacen los americanos sigue habiéndolas (películas como Origen), pero ha bajado un poco esa intensidad de un producto americano interesante; más bien el producto americano interesante es el producto pequeño, como puede ser Monsters, como puede ser El último exorcismo. Sin embargo yo creo que en Europa hay más historias diferentes, hay más ganas de hacer cosas diferentes, etcétera. Entonces en ese sentido creo que estamos viviendo un momento de mucha creatividad de los pequeños.

Dym – producciones con mucha fuerza de los países del Este, y ya no hablo de A Serbian Film, hablo de Captifs, The Live and Death of a Porno Gang,etc…

R – Si, contando historias distintas, con poco dinero, pero originales. Entonces yo creo que este es un buen año; en España también se está haciendo fantástico curioso: yo creo que este año hay un total de 8 o 10 películas realmente muy interesantes.

Dym – ¿alguna cinta que hayas visto que te haya llamado la atención especialmente, que no esté en el Festival?

R – Pues de fantástico, que no esté en el Festival, yo creo que ninguna… Bueno, he visto el último Carpenter, que quisimos tenerla, por el simple hecho de ser Carpenter (la vi en Sitges), y no conseguimos que nos permitieran un segundo pase en España. A mi me decepcionó, lo que pasa es que quiero tanto a Carpenter y su cine que casi me gustan hasta las malas de Carpenter. Pero es la única peli que me da pena que no esté en la Semana, a pesar de los resultados, pero la verdad es que me decepcionó bastante, no sé si la has visto…

Dym – si, si la vi en Sitges también, decepcionante

R – porque sobretodo en problemas de guión es que la parte final es terrible

Dym – es horrible, se le va de las manos totalmente

R – totalmente. Y me da pena, porque sigue filmando el oficio que tiene, y Carpenter es muy grande pero es verdad que la película es flojita. Y da pena, porque yo creo que Carpenter es uno de los últimos grandes artesanos de la serie de vivos cojonudos.

Dym – ¿os encontráis con mucho temas como el de que no os han permitido un segundo pase de películas, o limitaciones de este tipo?

R – no, solo hemos tenido dos películas que hemos pedido que no tenemos: una es la de Carpenter, que la pedimos por ser Carpenter, la película no nos convence, y la otra película que nos hubiera gustado tener y no tenemos es Rubber

Dym – ¿habéis notado la crisis a nivel presupuestario?

R – Si, si, hemos reducido prácticamente el presupuesto de cuatrocientos y pico mil euros a doscientos y pico mil, no llega a trescientos mil… un 30%

Dym – ¿Qué cantidad de público está asistiendo en estos momentos en la Semana?

R – la Semana llegó a tener 51.000 espectadores, hace de esto 3 años, fue la cifra máxima; el año pasado estuvimos en 28.000, porque quitamos lo que es el cine de calle, el teatro de calle… yo creo que este año, si todo va como tenemos previsto, andaremos cerca de los 35.000, pasaremos de 30.000

Dym – en el ambiente se palpa que la gente está muy involucrada, que hay colas para conseguir entradas, la gente “se pega” por venir al Festival …

R – Si, es un festival de público sobretodo, su gran activo, su gran éxito, ha sido que el público lo sienta un poco como suyo, que el festival es de ellos. Yo creo que eso hace que el público disfrute, lo sienta como suyo, te ayude, lo critique obviamente, te diga lo que no le gusta, pero siempre desde una perspectiva de querer mucho a la Semana. Tú sabes que cuando el público se está metiendo con algo que no le gusta, o te piden que cambies algo, lo hace desde el convencimiento de que va a ser lo mejor para la Semana. Es un poquito que quiere a la Semana como algo suyo. Eso es muy importante.

Decir que hay ambiente en el Teatro Principal es decir poco

Dym – en la venta de entradas de este año, muchas sesiones estaban agotadas….

R – Si, el 60% o el 70% se agotan en dos o tres horas

Dym – la gente está súper implicada con el festival, y se ve y se palpa en la calle

R – Si, hay mucha gente que viene e incluso luego no va al cine. Por ejemplo el desfile de ayer, hay muchas familias que te vienen de pueblos de la provincia como Tolosa, Andoain, pueblos que están a 10, 20 o 30 Km., vienen el primer día del festival con los niños a ver las actuaciones, a ver el pasacalles, y a ver un poco la decoración y a ver el ambiente. Es gente que probablemente no va a ver ninguna película, son matrimonios con un par de niños, que van a ver siempre la Cripta dónde siempre hay cosas con muñecotes, siempre son cosas especiales, de muñecos, que tengan un poco de gracia y que la puedan ver los niños. Tom Araguchi tuvo la exposición de sus muñecos, de su Gamera, entonces se puede decir que la Semana trasciende a lo meramente cinematográfico: las jornadas de cómics, las exposiciones… tiene que ver un poco con lo que es Donostia Kultura, la institución que trabaja cine, teatro, música, arte… tiene distintos departamentos. Yo soy el responsable del departamento de Cine. Pero esa conexión con los otros departamentos hace que todos los años pongamos teatro de calle, hay exposiciones, hay música…

Exposición Kaiju en La Cueva
Exposición Kaiju en La Cueva

Dym – hay una interrelación multidisciplinar entre las diferentes áreas culturales en la semana…

R – Si, por ejemplo los Ninja Pastori van a actuar antes de Death Kappa, y el último día la película de Nosferatu se va a pasar con música en directo pero no con la música al uso, sino con un organista pero que hace música moderna, y un batería.

Dym – mezclar la cultura clásica con la contemporánea para que así sea un gancho para los más jóvenes…

R – si, con dos músicos muy conocidos en Euskadi, muy importantes: uno de ellos es de uno de los mejores grupos que hay ahora en Euskadi. Esto es bueno, creo que va a tener su gracia.

Dym – quién os ha hecho la imagen este año?

R – el diseño casi siempre es Icantos , que es un estudio que son cuatro chicas que trabajamos mucho con ellas, y la fotografía oficial es de Pedro Sabiagas. La fotografía del ciclo de Lester Couly es de Andrea Santamaría.

Dym.-Pues Jose Luis, solo nos queda agradecerte tu tiempo y tu atención y desearos lo mejor para la Semana y para el futuro de esta. Esperamos poder disfrutar de ella el año próximo.

Nos levantamos de la mesa y regresamos charlando simpáticamente hacia el centro cultural Okendo donde lo esperan para una rueda de prensa, aún le queda un largo día por delante y más tarde nos veremos en el pase de Death Kappa.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*