David Jordan-Cardoterror

David Jordan es uno de los fundadores y parte activa de la organización del Cardoterror, un festival modesto, que se celebra en la población de Cardedeu (Vallès Oriental-Catalunya), pero que se caracteriza por una cuidadosa programación que destila pasión por el cine de género por los cuatro lados. Este año ya han llegado a la quinta edición, y pese a todo se mantienen y podríamos decir que consolidan la propuesta. Después de visitar la edición de este año, servidor decide hacer una entrevista a la organización para saber algunas cosas más sobre quienes son, qué es el Cardot, que pretenden y qué es el Cardoterror.

Explícanos que es el Cardot. ¿Como nace, quién lo forma?

El Cardot es una asociación de Cardedeu (Barcelona), de larga trayectoria que este año cumplirá 30 años, y que ha realizado a lo largo de su historia, con diferentes relevos generacionales, todo tipo de actividades culturales, surgidas de las iniciativas de sus miembros, desde marchas en bicicleta hasta bailes de salón, pasando por proyección de películas, talleres, debates… Actualmente la actividad más destacada, junto con el Cardoterror, son las jornadas lúdicas de juegos de mesa (Cardejocs), que se celebran una vez al mes y que están abiertas a todo el mundo.

¿Como surgió la idea del Cardoterror? ¿Con qué objetivo?

Cardoterror nace de la idea de algunos miembros de El Cardot aficionados al género terrorífico. Cuando éramos adolescentes, eran habituales en Cardedeu los ciclos de cine de terror, que tienen buena parte de la culpa de nuestro amor hacia el fantástico, junto con el fenómeno del VHS de los 80.

Nuestra idea era un poco recuperar aquellos ciclos, aunque añadiendo al componente lúdico otro de difusión del género con exposiciones, invitados, actos paralelos y Audrey, nuestro trofeo honorífico.

Aunque no todos los miembros de El Cardot son aficionados al fantástico, todos nos pusimos manos a la obra y… ya llevamos cinco ediciones.

¿Creéis que es un tipo de festival que tiene target potencial para la zona dónde se realiza?

Nunca nos lo hemos planteado desde este punto de vista. Somos un festival pequeño y cuesta llegar a un amplio sector de público y convertirse en una referencia. Podríamos decir que tenemos un público minoritario pero fiel… No creo que Cardedeu acabe considerándose como el “pueblo del terror”, pero estaría bien.

Si que es verdad que este año algunos miembros de la unión de comerciantes han decorado sus negocios con ambientaciones relacionadas con el Cardoterror, dando un poco de ambiente.

¿Como valoráis esta última edición del festival?

Muy positivamente. Hemos crecido, hemos ganado en experiencia y en público. Cada uno de los organizadores ha ido encontrando con naturalidad su sitio. Cada año potenciamos las cosas positivas de otras ediciones e intentamos corregir las que no lo son tanto, prestando mucha atención a los comentarios e impresiones de la gente. Poco a poco aprendemos.

Jorge Grau recoge a Audry de manos de David Masip, presidente del Cardot

¿Cuanto público habéis tenido en la presente edición? ¿Veis evolución en los cinco años, un crecimiento de público, de medios, de implicación de la administración y privada?

De público me parece que contamos que habían pasado por el Cardoterror unas 750 personas, nuestro récord. La verdad es que hemos mejorado la difusión y la publicidad, aunque también tienen mucha importancia los zombis, que tienen mucha tirada.

Cada año, pero, hay un crecimiento de público. Lo que es muy de agradecer es que mucha gente queda satisfecha y se encuentra a gusto en nuestro festival, repitiendo en sucesivas ediciones.

Respecto a los medios, es difícil hacerse eco a según cuales por mucho que lo intentamos, por el poco interés general que despierta el cine de terror, aunque hay herramientas muy potentes y útiles como Internet con las que intentamos llegar al público que nos interesa. También hay que decir que Televisió de Cardedeu nos ha hecho una cobertura fantástica.

Respecto de la implicación y aportación pública y privada, si que hay un crecimiento, pero es fruto del esfuerzo y el trabajo de algunos de nuestros miembros buscando subvenciones y patrocinadores.

Uno de los zombies que animó la velada del Cardoterror 2010

¿Podemos hablar de consolidación de la actividad?

Nos gustaría pensar que si. La gente nos va conociendo y parte de nuestro público ya considera una cita anual obligada el pequeño festival, cosa que nos llena de orgullo y que nos motiva a continuar trabajando y mejorando.

¿No habéis pensado abrir una convocatoria propia a concurso de cortometrajes?

Se ha planteado, aunque el resto de socios del TAC (Cryptshow Festival, Festival de Terror de Molins de Rei y Festerror) ya tienen su concurso de cortos. En un principio no creemos que sea necesario otro más. De momento tenemos la final del premio al mejor corto de producción catalana del año que otorga el TAC.

Los representantes del TAC al completo

Con qué dificultades o barreras os encontráis a la hora de organizar el Cardoterror?

Principalmente la dificultad económica. Es complicado conseguir financiar todo el festival con los gastos que conlleva (publicidad, derechos de las películas, invitados…) y más en el marco de la crisis. Cada año intentamos, como mínimo, cubrir gastos. Tenemos que trabajar duro para conseguir llevarlo todo adelante, son muchas horas a lo largo del año, al margen de los trabajo que cada uno de nosotros tenemos. Está claro que lo hacemos porque nos gusta. Tenemos la suerte de contar con nuestros patrocinadores y del apoyo que nos da el Ayuntamiento de Cardedeu.

¿Qué ayudas económicas o de infraestructura recibís de la administración?

El Ayuntamiento de Cardedeu siempre nos ha ayudado con lo que ha podido, patrocinando parte del acto y cediendo las instalaciones para nuestros actos. El tema de las subvenciones de la Generalitat es más complicado por el tema de la crisis, aunque lo vamos probando. Buena parte de la ayuda (económica o material) proviene de las aportaciones de nuestros colaboradores y patrocinadores.

¿Como entráis en el TAC? ¿De dónde surge exactamente la propuesta de crear el TAC? ¿Cuando os adherís?¿Qué aporta cada festival al TAC?

El TAC surge de los diferentes encuentros entre los miembros de los distintos festivales de pequeño formato, dónde surgió una buena relación. La idea principal del TAC es la de difusión del género terrorífico y el intercambio de experiencias, material, contactos, etc. Cada festival aporta su experiencia y no hay nada predeterminado… Veremos dónde nos lleva este viaje.

Jorge Grau junto Andy Muschetti escoltados por representantes del TAC

Si quieres leer esta entrevista en catalán, lengua original en la que se realizó la entrevista, haz click AQUÍ

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*